21 de Noviembre de 2019  18:20
Lecturas: 27454
Edición nº 6539
Home Quienes somos Newsletter Contáctenos Ultimas noticias Radio en vivo Noticias RSS  

COLUMNA DE OPINIÓN

volver ||  Más info  ||  imprimir  ||  Recomendar 

Lo que la provincia nos dejó

La caída de María Eugenia Vidal y la ascendencia de Axel Kicillof son los datos más salientes de un proceso donde algunos no pudieron subirse al tren ganador y otros evitaron naufragar junto al Presidente y la Gobernadora



En el holgado triunfo del Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires se explica la clara, aunque más estrecha -en relación a las PASO- diferencia que le permitió resistir la notable remontada del Presidente Mauricio Macri y consagrar a Alberto Fernández y a Cristina Fernández como nuevos presidente y vice respectivamente electos de la Argentina.

La contundencia del resultado bonaerense selló definitivamente la suerte de la Gobernadora María Eugenia Vidal, quien nada pudo hacer para evitar el triunfo del tándem Kicillof –Magario.

La gobernadora aparece aquí como la gran derrotada de este proceso. Dentro del oficialismo provincial y fuera de él, no son pocos los que han intentado poner las culpas de este desdichado final, en la negativa tanto de Macri como de su jefe de Gabinete, de negarse a un desdoblamiento de la elección provincial respecto de la nacional. En la agobiante situación económica que golpea especialmente en el conurbano y la baja imagen del presidente, se han pretendido simplificar los motivos por los cuales se opacó el brillo de quien muchos consideraron, no solo la principal estrella del oficialismo, sino de todo el firmamento de la política nacional.

El resultado de las PASO nacionales bien habría servido para ratificar dichos argumentos, pero a la luz de la recuperación exhibida por Macri tanto en las calles como en las urnas, los mismos se tornan insuficientes para pretender poner a la cuenta del Presidente los costos de la debacle bonaerense, Vidal deberá hacerse cargo de la parte que le toca. Su gestión no impactó al parecer tan positivamente, como la construcción de su imagen, para forzar un corte de boleta de magnitud, como sí lo lograron algunos de sus intendentes en distritos adversos del conurbano como Lanús o Tres de Febrero.

Si bien la gobernadora se ha diferenciado en la forma de interpretar las demandas sociales respecto de sus pares nacionales, a la hora de la política no se apartó del imperativo dominante del PRO: el desprecio por la construcción política territorial, y la exaltación de los recursos comunicacionales como la “nueva política”, algo poco eficiente para enfrentar a un peronismo que esta vez presentó un sola versión.

Axel Kicillof llega a la Gobernación impulsado por la decisión soberana de Cristina quien impuso su voluntad por encima de los recelos que despertaba la figura del ex Ministro de Economía entre los dirigentes bonaerenses, varios de los cuales aspiraban a esa nominación. Nada novedoso teniendo en cuenta que así fueron elegidos los últimos gobernadores, de Carlos Ruckauf en adelante. Buenos Aires es la única provincia donde la política provincial no propone a quienes deben gobernarla.

A diferencia del espanto que causó en muchos bonaerenses la candidatura de Aníbal Fernández, esta vez el estilo austero y juvenil del elegido de Cristina no ofreció flancos que contrastaran negativamente con la figura de Vidal.

En tanto en las elecciones distritales las cosas son más variadas. Tanto en el interior como en el conurbano están los que revalidaron liderazgos históricos como Juan José Mussi en Berazategui o Alberto Descalzo en Ituzaingó, los que se afirmaron como nuevos dirigentes, los que no pudieron subirse al tren ganador y quienes evitaron ser arrastrados por la correntada peronista.

Varios Intendentes del conurbano superaron el 60% de los votos y entre los destacados se encuentra el merlense Gustavo Menéndez, y Leonardo Nardini, quien derrotó al histórico Jesús Cariglino por más del 68% de los votos en Malvinas Argentinas.

Pero no todos pudieron barrenar sobre la ola ganadora del peronismo. Los candidatos del camporismo y del kirchnerismo duro, sufrieron derrotas en distritos importantes. Tales son los casos de la platense Florencia Saintout, quien fue derrotada por el intendente Julio Garro, o de Fernanda Raverta que ni siquiera pudo aprovechar la penosa gestión de Cambiemos en Mar del Plata ni la improvisada candidatura de Guillermo Montenegro. Otro que desaprovechó el huracán de votos peronistas de la tercera sección fue Edgardo Depetri en Lanús, que fue derrotado por el actual intendente Néstor Grindetti, en un distrito donde Alberto y Kicillof ganaron con amplitud.

La sociedad parece no estar dispuesta a aceptar todo lo que viene en el paquete ni en el oficialismo ni en la oposición y ha sabido diferenciar entre quienes supieron gestionar y quienes no parecen aptos para confiarles la responsabilidad de gobernar.


 (InfoBAN) Publicada el  05/11/2019 | 11:39


Volver

IMPORTANTE !!! Agencia de Noticias InfoBAN , NO tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite, Agencia de Noticias InfoBAN se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.


Comentarios  
El Tiempo en
Buenos Aires
El tiempo - Tutiempo.net
Google
Web Sitio [Archivo]
 

Primera Seccion noticias

Estudio Mendez

Sume Materiales




Agencia de Noticias InfoBAN - Información de Buenos Aires Norte con actualización permanente.
Grupo Global BAN
RPI: 5332803
Email: contacto@infoban.com.ar
Buenos Aires - República Argentina

Diseño Sitios Web Grandi y Asociados
(CMS) Sistema Administración de Contenidos para Portales de Noticias e Información.
© Copyright Internacional 2019 Todos los derechos Reservados.
Diseño Sitios Web Grandi y Asociados